Home NATURALEZA Y CULTURA EN LA COMUNIDAD DE MADRID HUMEDALES ENCLAVE NATURAL LAS LAGUNAS. FINCA LAS MADRES - Arganda del Rey
BannerRnRCh180
Bordados Katia
No publicidad

Orientación infantil

¡BILLETE INFANTIL YA!

Metrobus infantil gratuito
CRYA

Protección de la infancia

Pantallas Amigas
Protegeles.com
Movilidad

CAMPAÑA SLOW MADRID

SlowMadridp
Logo Infozoo

Encuesta permanente

Las auténticas dos Españas: la que tiene hijos y la que no. ¿Te has sentido discriminado por tu condición de padre/madre en tu entorno familiar o de amistades?
 
Entradasinedad180
Imprimir E-mail

ENCLAVE NATURAL LAS LAGUNAS.  FINCA LAS MADRES
- Arganda del Rey

Carretera de Chinchón M-832, kilómetro 1,800.
91 - 871 92 66 * Reserva de grupos previa concertación de visita.


Cómo llegar:
- por la carretera de Valencia (N-III), salida 21. Siguiendo la carretera de Morata de Tajuña a Chichón, atentos al indicador "Las Lagunas".


Horario:

- en invierno: de 10:00 a 18:00 hh.
- en verano: de 10:00 a 21:00 hh.


Entrada:

- 1 euro por persona.


Toda una sorpresa en medio de la sequedad propia del Sureste de la provincia. Este inesperado oasis es el fruto de los cauces bajos de los ríos Manzanares y Jarama. Su origen resulta curioso, ya que las cuatro lagunas surgieron de forma casi natural tras la explotación del lugar como gravera de áridos entre 1966 y 1984. Los enormes socavones excavados dieron paso a las aguas subterráneas más próximas y a partir de ahí comenzó a habitar el entorno una amplia variedad de especies animales. Abundan las aves, que contabilizan hasta 73 especies.


El Ayuntamiento de Arganda y la Comunidad de Madrid coordinaron la posterior reposición vegetal, que llevó a cabo una Escuela Taller de Jardinería. Aún hubo que esperar algunos años para que animales y plantas se asentaran en el recinto. El resultado fue un auténtico milagro en la creación de ecosistemas de ribera.


Una cuadrilla de patos disfruta
del ecosistema del lago central

Los estratégicos miradores, siempre ocultos a las aves

La Finca "Las Madres" se encuentra situada junto a la Carretera de Morata de Tajuña a Chinchón y cuenta con un aparcamiento gratuito no vigilado. Al final del mismo comienza el recinto en sí, que suma 25 hectáreas con toda clase de dotaciones para el ocio y el deporte. Tras franquear la caseta de información se abre la llamada "zona recreativa y de recepción", que abarca la primera laguna y el puente que la comunica con la segunda. La charca se puede rodear por sus dos orillas, aunque el camino de la derecha sólo es un sendero recomendable para bicicletas y paseantes "sin cargas familiares".


El recorrido de la izquierda se inicia en el embarcadero, donde es posible alquilar botes de madera para remar durante veinte minutos o una hora por las dos lagunas abiertas al público. 
Si la elección es caminar, los alicientes surgen por doquier: desde un campo de tiro con arco hasta el primer mirador de patos. Como suele suceder en estos casos, los animales no son nada tímidos y se dejan querer. Además, unas casitas-observatorio tamaño infantil permiten apreciar a los más pequeños cómo es la vida más allá de los juncos y arbustos de las orillas. También hay mesas y bancos, motivo por el que la presencia de excursionistas tiende a ser masiva.


Una "playa" artificial permite
el acceso a la segunda laguna

En sus praderas, bancos y mesas para comer y descansar

El rodeo a la laguna grande coincide con un vivero y el Aula de Naturaleza -en el que participan niños y jóvenes de colegios y asociaciones-. Al pie del edificio encontramos nuevos merenderos, un remedo de parque infantil y alguna de las numerosas fuentes que pueblan el terreno. A pocos metros está el primer puente, que recomendamos tomar para alcanzar los dos miradores de aves que hay en la segunda laguna.


Cruzando un último puente se completa este semicírculo de observación. A la derecha quedan las dos lagunas de la "zona ecológica", espacio protegido con acceso exclusivo para profesionales de lo medioambiental. Su misión es servir de reserva "casi espiritual" para las especies amenazadas de extinción en el Parque Regional del Sureste.

La vuelta a la civilización es tan obvia como una nueva zona de relajo popular. Muchos de sus asiduos optan por una playa-solarium cercana donde, sin embargo, el baño está prohibido (recordemos que se trata de un área protegida).


La "zona educativa" parte de aquí. Los caballos y burros utilizados para turismo ecuestre son sus exponentes más populares, ya que suelen acercarse desde sus cuadras hasta las vallas que los aíslan. Sus monitores contemplan el uso del picadero durante veinte minutos o una hora, paseos por horas o cursos completos de 10 horas.


P
ero además de las descritas, la lista de opciones lúdicas y de formación ofrece tantas sugerencias que conviene comentarlas una a una:
- senda ecológica: un plano y una guía ilustran sobre los que se puede ver desde cualquiera de los veintitrés localizaciones más representativas de "Las Lagunas".
- senderismo: con itinerarios que se adentran en el resto del Parque Regional. Hay que efectuar una reserva previa.
- bicicletas de montaña: de alquiler libre o para rutas guiadas por los alrededores. Una de ellas dura dos días y llega hasta Torremocha del Jarama, siguiendo el cauce del río que da nombre a la localidad. También en este caso con reserva previa.
- piragüismo: cursos de un día de duración. Conviene reservar con antelación.
- submarinismo: sólo pueden practicarlo aquellas personas con experiencia probada y visado del Club Municipal de Submarinismo de Arganda.
- pesca: coto de black bass y carpa, con doce puestos al día. Se precisa permiso municipal del Ayuntamiento de Arganda, cuyos vecinos cuentan con precios reducidos. Los lunes no festivos la práctica de este deporte es gratuita para los menores de 14 años y mayores de 65 años.
- cursos de observación astronómica para adultos, precedida de las clases teóricas de mañana y tarde.
- campamentos urbanos: quince días en épocas de vacaciones escolares.


Avezados jinetes de caballos
y burros se lucen en el picadero

La cafetería está ubicada en
lo alto de las primeras lomas


Todas estas propuestas están muy bien, pero nada como las emociones mínimas cuando de ir con niños pequeños se trata. Así que, en venganza, vámonos directos al bar-restaurante que nos despedirá de "Las Madres". Nos espera un establecimiento de típico corte familiar, es decir, con instalaciones amplias y bien organizadas, y camareros que saben atender mesas muy pobladas y caóticas.


Hay terraza cubierta con vistas a las lagunas y habitualmente organizan jolgorios paralelos tipo cenas de empresa y comidas para grupos. Abre de once de la mañana a seis de la tarde y sus precios son inesperadamente populares. En verano programan música en directo durante las noches que van del jueves al domingo. Vaya, qué pena que a esas horas estemos acostando a nuestros hijos. Malditos 'Lunnis'...


Última actualización el Viernes, 20 de Mayo de 2011 20:09
 

Síguenos en Facebook

Facebook
Sinews I

Colaboraciones Sinews

Gabinete A.Mas
Undiaredondo
Excursiones en familia
Maestros y Aprendices

Angosta di Mente

Angosta di Mente II

Cachibache Show

Cachibache 2012 IV

Nueva encuesta

¿Cuántas veces a la semana pueden llegar a decir tus hijos las palabras "papá" o "mamá"?
 
© Los textos e imágenes de autor están protegidos por el Registro de la Propiedad Intelectual de la Comunidad de Madrid

2008 Todos los derechos reservados | www.madridinfantil.com
Programacion | m23.com.ar